Skip to content

Ukraine 2014

En la estación de buses de Poltova a las 12 de la noche quedamos solo unos 40 soldados del ejercito ucraniano y yo, a la espera de subir al bus que en 8 hora nos llevará a Mariupol, ultima ciudad antes de la línea de fuego que nos divide de las regiones que se encuentran en manos de los separatistas pro Rusia. El lugarteniente Yuri de 48 años se me acerca, quiere saber quien soy, está evidentemente borracho como casi todos los otros soldados. Le muestro mi credencial de periodista acreditado por el Servicio de Seguridad Ucraniano y se relaja, se me acerca, quiere hablar. Por estos días es muy fácil ser confundido por una espía de los separatistas pro rusos, sobre todo si uno se traslada con cámaras y tomando notas en continuación. Me pide de escribir su verdadero nombre y sin que yo haga preguntas empieza a hablar en un ingles improvisado pero comprensible, cosa rara por estos lados. “Nos habían asignado a la ciudad de Poltava y hoy en la mañana nos dijeron que elcomando central se había equivocado. Nuestro batallón está en Mariupol, por esto estamos viajando hacia allá, pero a mi familia no le voy a contar de este cambio”. EnMariupol la situación a pesar de los acuerdo de paz di Minsk no se presenta nada tranquila. “Me han entrenado por un mes” sigue contando Yuri “Normalmente para lograr una preparación idónea se necesitan 4 años. Se supone que estoy al mando de la logística de los equipos médicos; tengo que controlar el abastecimiento de implementos como jeringas, vendajes y alcohol” , me dice sonriendo. “Yo soy constructor, tengo una empresa en Kiev junto con mi mujer, durante el curso militar he visto un botiquín medico solo en fotografías.” Otros militares se nos acercan, quieren saber de Italia, del Papa, de Roma de cualquier cosa que les ayude a distraer sus mentes del hecho que están se trasladaran a Mariupol sin menor ideade cuando y como regresaran. Me parece que hay un cierto grado de improvisación pero mucha pasión atrás de esta guerra, que ya cuenta con una cifra alrededor de 6000 victimas. En Kiev hace unos días he visitado un sótano donde trabajan unas 20 mujeres las 24hrs de forma voluntaria: confeccionan redes miméticas destinadas el frente a Mariupol y a las trincheras que protegen esta ciudad de los ataques de los separatistas, que la quieren conquistar, así como han hecho con Donetsk hace unos meses. Estas Redes miméticas tienen ademas el propósito de camuflar armamento, para encubrir francotiradores y no solo eso, también vienen confeccionados calcetines de lana, unas de trapo que usan como amuletos. Otra cosa que percibí en un rincón fueron unas cajas llenas de dibujos hechos por niños que recolectan en los colegios , estos también están destinados a los soldados del frente. “Regresa con vida!” “Fuerza Ucrania!” Parecen mas dirigidos a jugadores de un equipo de fútbol, es también esta la atmósfera que se vive cuando un batallón regresa desde el frente. Los familiares esperan el convoy de tanque, camiones blindados a la entrada de la autopista que lleva a Kiev con flores, cajas de chocolates, botellas de Vodka y muchas lagrimas.Los efectos de esta guerra van aumentando a medida que me acerco al frente. En una escuela del pueblo de Veliki Solonzi, Región de Poltava, Larissa Trofimenko Jefa de una pequeña escuela me cuenta: “Había mas de 100 niños, desde el comienzo de la guerra, quedan 32 y cada vez menos. Nos cortan el gas, ahora estamos con el 40% de capacidad y tenemos que abrir y cerrar los grifos constantemente para calentar las habitaciones que vamos ocupando. El fin de semana resta apagado y el lunes los niños deben asistir a clases con bufandas y guantes. Hace meses que el gobierno no nos paga los sueldos. Esta es mi pasión, ver los niños crecer, aprendiendo, lo he hecho por los últimos 30 años. No pido mucho, Ahora no se cuantos vendrán a asistir a las clases de mañana. Tengo un hijo de 22 años al frente, voluntario, en Mariupol, aquí está su mujer y minieto de pocos meses que lo necesitan pero ya no sabemos cuando volverá”.En otro pueblo. Pologiy Niz, Región de Poltava, Lena, madre de dos hijos pequeños que viven con ella no cree en esta guerra: “Es un juego de políticos! Estoy en esperaque me vengan a sacar mis hijos para enrolarlos en esta estúpida guerra!”Mientras que en Malisoln Si. Pueblo de 50 personas, Olga Chernenko´(61) dice: “Tengo miedo que la guerra se lleve a mi único hijo. Ya le han enviado dos tarjetaspero el sufre de los nervios y hemos logrado postergar la llamada.” “Cuatro casas mas abajo” me indica Olga: “Se llevaron a Nikita para el frente. El tiene dos hijos pequeños y su mujer no trabaja, pero la ley dice que hay que tener tres hijos para ser excusado y así tuvo que irse al frente igual.”En Mariupol conozco una tropa de un canal de televisión de Kiev. Mariupol; la ciudad en típico estilo soviético, con sus anchas avenidas bordeadas por gigantescos y cupos edificios está llena de militares. “Aquí el sentimiento a favor de los rusos es mas intenso” me explica Elvina, originaria de Crimea , locutora del canal Inter que lleva unas semanas reporteando desde Mariupol. “Hasta mi jefe mepide que haga unos reportes que sean con una minima tendencia a favor de los separatistas pro rusos, pero yo no puedo.” A unos 20 minutos de autos dede Mariupol hacia la línea del frente se encuentra el pequeño pueblo de Chermalik desde aqui los separatistas rusos se encuentran al otro lado del río. Improvisamente se empiezan a escuchar una serie de detonaciones y los militares nos ordenas de escondernos dentro de una casa y permanecer ahí. Uno de ellos parte con unos binoculares para entender de donde salieron las detonaciones y donde terminaron los proyectiles. Andamos con un grupo de 5 soldados ucranios que vinieron a repartir medicamentos a los habitantes del pueblo. Hay casas completamente destruidas y hasta en el kínder Garden se notan las ventanas rotas y orificios de balas en algunas de sus dependencias. En el piso de abajo hay una decena de niños entre 3 y 8 años de edad que duermen.Una niña de unos 7 años nos cuenta del día en que tuvieron que reparase debajo dela escalera con las paredes que temblaban por las detonaciones. Hay un hoyo de balas en la pared por debajo del lavamano. Hace una mes la guerra pasó a metros de ellos y se salvaron por milagro. Imposible saber si los hoyos en las paredes, las ventanas rotas fueron producida por armas del ejercito ucranio o de los separatistas pero ahora el pueblo está bajo el control del ejercito ucraniano. Sin embargo una profesora grita a a los soldados que se vayan de allí, así los separatistas nos van a atacar por culpa de ustedes”. “Todo esto es por culpa de la revuelta en Plaza Maiden!”“Ella es una filo rusa” en voz baja “ me dice Azad periodista del canal 5 de Kiev que estuvo en Plaza Maiden desde los comienzos en noviembre 2013 por el cual “Plaza Maiden representa una revolución necesaria que ha demostrado el coraje del pueblo ucranio y la determinación para sacar del poder el corrupto presidente Yanukovich” . Estuve en su mansión en las afueras de Kiev, entre lampadarios de mas de 10 millones de euros, sala de cine, capilla privada, vasos hechos con piel de serpientes, pista de bolo, zoo privado, cancha de golf y una colección de mas de 70

Leave a reply

Leave a Reply